Vía Christi


El adentrarse en el corazón de este parque escultórico permite al visitante – cualquiera sea su credo, ideología o cosmovisión – vivenciar una experiencia religiosa sumamente conmovedora y cautivante, dueña de un singular misticismo y de un profundo sentido metafísico sugerido por el potencial expresivo y la elocuencia de su lenguaje plástico. El recorrido emprendido por el cerro de La Cruz propicia el tránsito por distintas estaciones o “solados” que rescatan diversas escenas de la vida de Jesucristo cuya presencia acompaña al peregrino a lo largo de un serpenteante camino que remiten a su Vida, Pasión, Muerte y Resurrección.
El paseo consta de una veintena de estaciones de corte circular, en cuyo centro se alzan distintas figuras modeladas sobre la base de un material austero y rústico como lo es el hormigón armado (…) La riqueza ornamental de cada estación viene dada por el revestimiento artesanal plasmado en placas diseminadas en torno a cada plataforma y logrado a través de la aplicación de cerámica trozada, a partir de la cual se configuran distintos ideogramas de raigambre amerindia. Asimismo, cada estación cuenta con un sistema de relieves, que testimonian y documentan el accionar pastoral de la Iglesia Católica en el mundo y particularmente en Latinoamérica (…).

En un intento por actualizar y encarnar el mensaje Evangélico, el Vía Christi recupera parte del legado plástico precolombino y vuelve la mirada a los vestigios del Pueblo Mapuche. La emoción surge ineludible al contemplar las maravillas de una obra arquitectónica acrisolada y mestiza, en la que confluyen las vertientes idiosincrásicas de oriente y occidente y en la que se ensamblan los motivos y hechos trascendentes de la historia, el arte y el sentir religioso, en tanto acervo patrimonial de la humanidad, amalgamado en un todo y en estrecha comunión con un único Dios más cercano y  real.

Los pasajes evangélicos seleccionados, fueron elegidos teniendo varios criterios: que reflejen vida, esperanza, alegría y que permitan un resumen de la vida de Jesucristo: un Cristo histórico, encarnado en su pueblo.

 Son 23 las Estaciones:

1- Jesús hecho hombre para salvarnos

2- Jesús es Bautizado

3- Jesús es Tentado

4- Jesús y las Bienaventuranzas

5- Jesús y los Niños

6- Jesús y el hijo Prodigo

7- Padre Nuestro

8- Jesús Cura al Hombre Manco

9- Jesús Multiplica los Panes

10- Jesús lava los pies a sus amigos

11- Jesús ora en Getsemaní

12- El yo soy

13- Jesús es Flagelado

14- Jesús Carga con la Cruz

15- Jesús es despojado de sus vestiduras

16- Jesús, María y Juan

17- Jesús entrega su espíritu

18- Jesús muere y es bajado de la Cruz

19- La Cruz Blanca

20- Jesús se encuentra con Magdalena

21- Jesús y los discípulos de Emaús

22- Jesús se presenta a sus discípulos

23- Jesús y la pesca milagrosa